Cómo elegir un contador para tu PyMe

Un contador, además de ser una necesidad legal, puede convertirse en una pieza clave para la gestión de tu PyME. No solo sirve para firmar balances. También está capacitado para brindarte consejos útiles para apoyar la gestión diaria, prevenir contingencias y planificar el futuro de una PyME

Son las pequeñas y medianas empresas, antes que las grandes, las que necesitan más prevenir violaciones de normas, calcular sus costos de manera ajustada y evitar juicios laborales. De ahí que encontrar a un profesional idóneo no es algo que pueda tomarse a la ligera.

Consejos para contratar al contador adecuado

1) Determinar las necesidades de tu empresa

En primer lugar debés determinar si solo querés un profesional para que firme los balances, o si además deberá ocuparse de determinar los montos de impuestos a pagar, generar informes para uso de terceros y la empresa, actuar como representante de la empresa ante organismos estatales y asesorar sobre temas de gestión.

2) Determinar que tareas contables se van a realizar dentro de la empresa

Algunas organizaciones se limitan a recopilar la documentación sobre las operaciones y envían todo a un estudio contable para su procesamiento. Otras utilizan software o tienen empleados administrativos con nociones contables que se ocupan de generar la información y enviársela al profesional.

En caso de no tener una estructura armada, es conveniente consultar con el profesional cuál es la metodología de trabajo más conveniente.

3) Elegir el tipo de estudio contable

Dependiento de las respuestas a los párrafos anteriores, y a tus preferencias personales, deberás determinar que tipo de organización contable prefieres. Puede ser un contador con otro trabajo que atiende clientes en sus horas libres, un profesional independiente, un pequeño o gran estudio contable.

Cada una de las opciones tendrá sus ventajas y desventajas en terminos de atención, experiencia, servicios y costos.

4) Ámbito de especialización

Además de las diferencias asociadas al tamaño de la organización, cada actividad tiene sus propias problemáticas, obligaciones y beneficios impositivos. Lo ideal es encontrar a un profesional contable que conozca el rubro en el cuál trabajás.

5) Comparación de tarifas

Algunos profesionales y estudios contables cobran una cantidad fija independientemente de los servicios que presten. Otros, en cambio, tienen un arancel establecido para cada tarea. También están los que usan una estrategia combinada, es decir un abono por un menú de servicios y aranceles por cada adicional.

Dependiendo de tus necesidades, deberás evaluar cuál es la mejor combinación de pagos realizados/servicios recibidos.

6) Vías de contacto

Para que un profesional contable resulte útil, tiene que estar disponible en el momento que se necesita. Herramientas como WhatsApp, servicios de compartición de documentos como Google Drive o formularios de contacto vía web hacen que no sea necesario esperar al contacto cara a cara.

Un contador que utilice las ventajas de la tecnología te brinda la tranquilidad de estar disponible cuando sea necesario.

7) Integración

Un contador puede tener muchos clientes, pero debe hacer sentir a cada uno de ellos que es el único. Contratá a aquél que aunque te cobre un abono fijo demuestre que se pone contento cuando a tu empresa le va bien y se preocupa cuando le va mal.

Ahora que ya sabés como elegir un buen contador, andá a nuestro formulario de contacto o llamanos al 15 37607893/1564122517

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *