Contadora

Los contadores somos una inversión, no un gasto

El 25 de mayo, el Presidente de la Nación fue entrevistado por el canal C5N. Preguntado por la reforma del sistema tributario argentino hizo la siguiente declaración:

“evitaría mucho gasto en Contadores”

Al respecto, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Capital Federal emitió el siguiente comunicado:

Atento a las declaraciones del Presidente de La Nación sobre la actividad de los Contadores, desde el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires queremos transmitir nuestra posición en contra de esos dichos. Los contadores somos una inversión, no un gasto.

Desde que comenzó esta cuarentena entendimos que la salud era lo principal pero no por eso dejamos de trabajar. Lo hacemos desde nuestras casas, en largas jornadas, entendiendo que somos un factor fundamental para que la economía funcione y el Estado pueda recaudar.

Los días de trabajo son intensos, no hay feriados, ni horarios de descanso, a pesar de lo cual nuestros ingresos se han visto mermados como ocurre con la gran mayoría de los argentinos.

El sistema impositivo hace años que amerita una simplificación, pero sería muy sano para todos que los Consejos podamos participar en su diseño, por nuestro contacto cotidiano con todas las unidades económicas y el conocimiento técnico – profesional que tenemos de su funcionamiento.

Esperamos que el Presidente revea esas declaraciones, entendiendo que no se dijeron con ánimo mal intencionado pero sí quizás con falta de información. Como siempre. nos ponemos a disposición para tratar todos los temas que tengan relación con nuestras profesiones.

También se envió la siguiente nota:

nota-para-Presidencia-de-la-Nación-1-ToH8EDnZ3r

Desde la entidad recordaron que desde el comienzo de la cuarentena que abarca
49 días hábiles, fueron dictadas más de 160 normas entre Decisiones Administrativas,
Resoluciones y Decretos.

En A1 Estudio trabajamos con la convicción de que los contadores tenemos que ser más que una obligación para el empresario. Tenemos que ser parte de su éxito. Desde ese punto de vista, vemos con agrado cualquier medida que sirva para reducir la presión tributaria. Pero, es necesario que la clase política no cargue sobre el hombro de los profesionales responsabilidades que no tienen.

Si tenemos que pasar la mayor parte de nuestras horas de trabajo ayudando a nuestros clientes a cumplir con sus obligaciones, en lugar de ayudarlos a ser más eficientes en sus costos o conseguir nuevos mercados, la responsabilidad es de quienes establecen ese sistema impositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *